El titular de los datos personales tiene la facultad de ejercer el derecho de acceso a los mismos en forma gratuita a intervalos no inferiores a seis meses,
salvo que se acredite un interés legítimo al efecto conforme lo establecido en el artículo 14, inciso 3) de la ley 25326.